Cargando...

La Alpaca Peruana

La Alpaca Peruana en Los Andes

El Perú es el país con la mayor población de Alpacas. Según los más recientes estudios genéticos, la Alpaca es la forma doméstica de la Vicuña, pero con genes de Guanaco por su hibridación con llama, por estar mayormente en hatos mixtos, la raza suri es casi exclusivamente del Perú y es además el verdadero Tesoro de los Andes del Perú.

La Alpaca tiene al menos 22 tonos de color en su fibra, lo que es una ventaja, porque no se necesita el teñido. Por ello resulta seleccionar Alpacas en diferentes hatos de acuerdo a sus colores.

La Fibra de Alpaca Peruana

La alpaca produce lana de color blanco, gris o dorado. La más costosa es la llamada lana baby alpaca, que es una lana muy fina, extraída de alpacas jóvenes, lo que le da al tejido una textura especial y sofisticada. Este tipo de lana 99.9% pura es absolutamente térmico.

Aunque los sacos de alpaca parecen ser muy delgados, la lana no deja que se pierda el calor corporal, así que nunca sentirá el frío. Esto sucede porque la fibra de alpaca es ahuecada y gracias a esto respira y mantiene la temperatura adecuada. Además, la alpaca es muy liviana, pero calienta. No deja que el agua ni el polvo se posen en ella. Si uno lleva un poncho de alpaca, nunca se mojará.

La fibra de alpaca no se ensucia fácilmente, porque tiene una fina capa de lanolina que la hace impermeable. Igualmente, los olores externos como perfumes y los propios no se quedan impregnados en el tejido.

Como dice el conocido criador peruano de las alpacas, Temístocles Riquelme Ardiles, "Amo a la alpaca como a una mujer bonita, me da calor y confort, cama y comida, me da todo."

Así son las alpacas que producen la mejor lana sudamericana, la más delicada, la más liviana, la más blanda, la más suave, la más caliente, la más elegante y la más fina, siendo un verdadero producto de lujo en todo el mercado internacional.